¿Cómo desarrollamos productos tecnológicos exitosos?

Gracias a YellowJacket™, método de resolución de problemas que combina, en secuencias y órdenes diversos según el dilema a resolver, los principios del pensamiento de diseño, la planificación estratégica, los estudios de futuros y la minería de datos, para crear e implementar la solución precisa a cada situación. ¿Cuál es su propósito? Lograr una mejora de segundo orden, es decir, significativa y sustancial del dilema (o dilemas) que se están revisando.

¿Cómo funciona?

Las etapas que a continuación se describen no necesariamente suceden de manera lineal, aunque siempre comenzamos por profundizar en el problema; volvemos a esta etapa para volver más inteligible la solución, entretanto se desarrollan los demás estadios del método.

1. Inmersión

El primer paso es identificar el problema y estudiarlo en profundidad. Las preguntas que se responderán en esta etapa son: ¿cuál es la contradicción a resolver?, ¿cuáles son sus componentes?, ¿quiénes son los actores involucrados?, ¿cuál es el contexto que circunda el problema?, ¿qué elementos conforman el universo con el que trabajaremos para idear una solución?, ¿cuáles son los recursos comprometidos en el problema?, ¿cuáles son los efectos indeseables que pretenden erradicarse?, ¿cómo enuncian el problema quienes participan de éste?

Para ello utilizamos etnografía, pequeña minería de datos (small data), investigación documental, análisis de grandes conjuntos de datos (big data), entre otros recursos metodológicos.

2. Minería de datos

Generamos y sistematizamos datos, tanto cuantitativos como cualitativos. Realizamos entrevistas, encuestas, investigación de gabinete, observación participante, análisis de tendencias y cualquier otra acción necesaria para generar los inputs alrededor de la experiencia del usuario, sus fortalezas y puntos críticos, a fin de identificar las posibles áreas de oportunidad. Esta fase permite generar datos y conectarlos entre sí para producir hallazgos.

Durante esta etapa se realizan conexiones causales de patrones cuali y cuantitativos.

3. Foresight

Para crear soluciones duraderas es necesario tener una visión a largo plazo. Por ello, en colaboración con nuestro cliente, analizamos las señales que rodean el problema, identificamos recurrencias, rarezas y manifestaciones inusuales del cambio. Con base en esta exploración, visualizamos escenarios posibles, probables o preferibles y, posteriormente, ideamos las tácticas más pertinentes para concretar los escenarios deseables y evitar los indeseables (estrategia). Las preguntas que se abordan en esta etapa son: ¿qué pasaría en 10, 20, 30 años si todo sale bien, si todo sale mal, si no hacemos nada diferente?, ¿cuál es el mejor futuro posible?

Durante esta etapa se realiza análisis prospectivo y diseño de escenarios.

4. Síntesis creativa

Una vez identificado el problema y la visión, sintetizamos y materializamos las posibles soluciones. Las preguntas que hacemos en esta etapa son: ¿qué forma debe tener la solución?, ¿cómo debería funcionar?, ¿puede la tecnología contribuir a la solución de estos problemas?, ¿cuál sería la herramienta más adecuada para resolver esta situación de manera ágil, sostenible y con mayores beneficios para nuestro cliente y sus usuarios?

5. Prototipado y refinado

Durante esta etapa, desarrollamos y probamos diferentes versiones de la solución para evaluar su efectividad en la solución del problema.

Según la teoría del pensamiento inventivo sistemático, no hay innovación sin efectos indeseables. Por lo tanto, durante la etapa de refinado, observamos de cerca cómo se comporta la solución para reducir al máximo sus efectos colaterales. Durante esta etapa, retomamos también la minería de datos

(big data y small data)

para corroborar el impacto favorable en la solución de los problemas y proponer cómo implementar mejoras.

6. Iteración, implementación y escalado

De acuerdo con los resultados alcanzados en cada etapa, la solución se mejora probando un camino alternativo o se lleva a un nuevo nivel. Tendemos a desarrollar proyectos longevos que implican etapas ulteriores de desarrollo: siempre se puede llevar más lejos, hacer más grande, monetizar más, hacer más sostenible, más efectivo, con mayor impacto social. La mejora continua es un principio inherente a todos nuestros proyectos.